viernes, 22 de febrero de 2013

GASTÓN (MARZO 1990)


Igual que yo veintitres,
Igual que yo, esta carrera,
igual que yo esa voz
decidida, sonora y precisa
explicando tus razones
sin prejuicios.
Voy tratando de olvidar
lo que soñé;
lo que soñé para los dos
y aún más, lo que vivimos.
Voy tratando de borrarte
como hombre
pensando que lo mejor
aún no me ha ocurrido,
que habrá miradas
más penetrantes que la tuya
y brazos más tiernos
y palabras más grandes
y momentos más plenos…
Y es muy duro.
Más duro aún
si estás cada semana
tocando el timbre
de mi casa,
con una excusa idiota
o sin excusas…
Y tiemblo si te abrazo
diciéndote “feliz cumpleaños”
queriendo quedarme
así, para siempre
en tu cuerpo.
Te he amado con todo,
con todas mis fuerzas,
con todos mis riesgos,
todos los soles;
sin preguntarte nada,
sin medir precipicios,
sin red;
sin seguro de vida,
te he amado increíblemente.
Porque soy asi
y porque desplegaste
todo tu equipaje
de revolucionario
y de filósofo;
de ser amoral;
de loco;
de hombre sensible;
de hombre que busca
y si bien todo esto
me hizo tanto,
pero tanto daño…
No puedo maldecir
tu nombre,
no puedo querer más que
todo te sea dado
en esta tierra…
Te amo aún  Gastón
y aunque jamás estés conmigo
quiero que vivas en paz
con quien has elegido.

miércoles 21-3-90

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada